Puede sobrevivir el homo oeconomicus en una sociedad compleja